Preguntas Frecuentes

Las dudas más comunes sobre la terapia

¿Qué es la terapia Gestalt?

En terapia individual el enfoque en el que nos centramos es la Terapia Gestalt dentro de una perspectiva humanista, en función de la demanda y el proceso de cada persona. También nos apoyamos en técnicas de otros enfoques, especialmente en la terapia sistémica y las Constelaciones Familiares, el Eneagrama, los Movimientos Álmicos y trabajos corporales.

La Gestalt es un potente enfoque terapéutico. Considera a la persona en su totalidad: corporal, emocional, mental y espiritual, trabajando para su sanación e integración de las partes. El objetivo es liberarla de los bloqueos y asuntos no resueltos que hacen disminuir su energía y satisfacción ante la vida, la autorrealización y el crecimiento. La persona aprende a hacerse más consciente de lo que siente y hace, y de esta forma a autorresponsabilizarse de sí misma y de su vida.

En la terapia, por lo tanto, sale lo pendiente, lo no expresado, lo no integrado, lo olvidado, los miedos y los deseos... Mirar todo esto, cara a cara y desde nuevas perspectivas, desde un lugar sin juicio y lleno de respeto, hace que la persona vaya desarrollando cada vez más la habilidad para aceptarse, conocerse y sentirse más satisfecha consigo misma, y pueda tomar decisiones más constructivas para su vida.
Permite que se inicie un proceso de transformación, descubriendo y desarrollando nuevas capacidades que nos permiten afrontar la vida desde otra perspectiva, lo que conlleva un cambio substancial acerca de cómo vivimos nuestro día a día.

El cambio del que hablamos no significa llegar a ser otra persona de una naturaleza distinta, sino precisamente descubrir las herramientas que hay en cada uno de nosotros, los recursos propios, profundizar en lo que somos y que aún no hemos hecho consciente.

Para nosotros, esta técnica supone la integración de las terapias humanistas (como son la Gestalt y las terapias transpersonales, actualmente en auge), ya que en el mundo en el que vivimos, donde el ego gobierna los movimientos externos, es cada vez más necesario darle voz a nuestra Alma. En Gestalt buscamos que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, dándose cuenta de sus patrones repetitivos (aprendidos en muchas ocasiones en la infancia), y en el trabajo de conocimiento propio y aceptación de sus partes de sombra. Son fundamentales el no juicio por parte del terapeuta y el paso a paso, respetando el tiempo que necesita la persona para la integración de lo que siente, piensa o percibe en cada momento. Como procedimiento terapéutico busca, ante todo, que los aspectos emocionales, mentales y corporales o movimientos álmicos cualesquiera sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados y a la vez sin permitir que tomen el control.

Puede parecer un trabajo difícil, y, en efecto, lo es. El trabajo terapéutico tiene subidas y bajadas, y a la vez grandes recompensas de libertad, recuperación energética y recuperación de uno mismo. A través de un trabajo continuado empezamos a darnos cuenta y vamos tomando consciencia de cuán dormidos pasamos nuestra vida y de la espiral en que estamos sumidos.

¿Cuál es el momento para acudir a terapia?

Son muchas las razones que nos pueden llevar a empezar un proceso terapéutico.

Momentos de crisis, aparición de preguntas vitales cuyas respuestas buscamos conocer para seguir adelante y encontrar nuestra paz; ¿Quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Qué camino escoger?, sensación de vacío ante una existencia a la que no se le encuentra un sentido, una ruptura de pareja, ansiedad, muerte de un ser querido…

La intención de dar un paso adelante hacia el autoconocimiento y la sanación es la clave para decidir ir a terapia. No sirve de nada que otros nos aconsejen ir si aún no estamos seguros: cada persona sabe cuándo ha llegado su momento, ya que la llamada al despertar siempre se produce cuando nuestra Alma se halla preparada para ello. Se trata de una decisión personal, absolutamente íntima, en la que te haces responsable de tu vida y de los cambios que quieres introducir en ella para conseguir el equilibrio interno que todos ansiamos.

Relaciones difíciles, crisis existenciales, conflictos con tus seres queridos, sensación de tristeza… todo aquello que nos hace sufrir y desestabiliza nuestra paz puede constituir una inestimable oportunidad para iniciar un proceso terapéutico, en el que se irán desvelando nuestra verdadera naturaleza, aquello que esperamos realmente de la vida y el rumbo que hemos de dar a nuestra existencia.

La terapia constituye un espacio seguro y confidencial en el que aprender a escucharte, a poner sobre la mesa tus deseos y aspiraciones más íntimas y ponerte en marcha para el cambio que has decidido iniciar.

¿Cuánto dura la terapia?

La duración de la terapia dependerá del tema que se quiera tratar en cada caso. Cada persona es única y su camino terapéutico también; factores como la propia implicación personal, las habilidades de comprensión, la problemática en sí y también el nivel de profundidad a donde se quiera llegar son clave.

Algunas personas en pocas sesiones resuelven el tema a consultar, mientras que otras quieren trabajarse más a otros niveles. No hay una duración determinada; es la propia persona quien indica el arco temporal. Algunos necesitan un tiempo de integración y maduración sobre el trabajo, y vuelven al cabo de los años para seguir con su camino.

Es importante la actitud de compromiso ante la terapia y el propio cambio.
Siempre es aconsejable despedirse del terapeuta y hacer el cierre una vez se decide finalizar el proceso. Es un acto de valoración ante el trabajo realizado y una forma de integrar los cambios desde el inicio hasta ese momento.

¿La primera sesión es gratuita?

Te ofrecemos una primera entrevista personal gratuita, ya que somos conscientes que es desde el contacto personal desde donde podrás saber si Espaipertu y el equipo que le da vida es el espacio que buscas para empezar o seguir con tu proceso vital. Por ello, te ofrecemos una primera entrevista de 30 o 40 minutos, sin compromiso, para podernos conocer y orientarte en tu búsqueda y en tu camino de vida.


Construir una buena base en la relación terapéutica es clave; por ello esta entrevista marca el inicio de una relación que te ayudará a ir hacia ti, y es fundamental que te sientas a gusto y en confianza. No hay terapias, sino terapeutas. Es importante en tu proceso la relación que se establezca entre tú y el terapeuta, ya que con mucha probabilidad surgirán los mismos patrones relacionales que te surgen en la vida; será trabajo del terapeuta hacerlos conscientes para que puedas verlos.

La terapia Gestalt está basada en una relación igualitaria, es un viaje de acompañamiento y descubrimiento.
En el primer encuentro el consultante expone y explica el motivo de consulta y el terapeuta le cuenta la forma de trabajo, estableciendo juntos un encuadre terapéutico.

¿Qué es la Terapia Online?

Ante la crisis que estamos viviendo en la actualidad (crisis sanitaria, duelos de seres queridos, soledad, angustia, miedos, crisis económica y también crisis de antiguos valores), surgen emociones muy a menudo difíciles de transitar.

La Terapia Online es una buena opción para personas que sienten dificultad ante la nueva realidad. Puede realizarse mediante llamada telefónica (llamadas dentro de España) o bien a través de Skype, Zoom o Facetime. El hecho de no estar frente a frente con el terapeuta no hace de esta modalidad un proceso menos serio, profesional o terapéutico.

¿Cuáles pueden ser algunas razones para realizar la Terapia Online?

Si estás sufriendo un problema que te sobrepasa (tristeza, miedo, pérdidas, soledad, rabia, fobias, temores…) y te impide conectar con tu paz interna y vivir de la forma que deseas, la terapia online te puede acompañar en este proceso.

Si bien a algunas personas les puede resultar más cercana la terapia presencial, a otras les resultará más fácil expresarse o hablar sobre sus preocupaciones a través de la terapia online, como vemos que ocurre a menudo cuando chateamos o hablamos por teléfono.

Aquí puedes dar el primer paso y contar con el apoyo de un profesional que te acompañe en el camino de recuperar la vida que quieres. Recibirás atención desde una orientación terapéutica adaptada a las necesidades de cada persona.

¿En qué te puede acompañar la Terapia Online durante el confinamiento?

- Si estás sufriendo y te sientes sobrepasado.
- Si experimentas ansiedad por no poder salir de casa.
- Si padeces fobias, temores, adicciones, miedos, soledad, tristeza…
- Si sientes miedo (a ser contagiado, a los problemas económicos derivados de esta situación).
- Si padeces estrés o insomnio. 
- Si estás pasando un duelo por un ser querido.
- Si estás teniendo problemas de pareja.

Aquí puedes dar el primer paso y contar con el apoyo de un profesional que te acompañe en el camino de recuperar la vida que quieres. Recibirás atención desde una orientación terapéutica adaptada a las necesidades de cada persona.

Nadie se enterará de lo que os cuento, ¿verdad?

Tienes que saber que el espacio que te ofrecemos en terapia es completamente confidencial, que nada de lo que podamos decir en nuestras sesiones va a salir de allí. El encuentro terapéutico es un espacio íntimo y seguro en el cual se van a tocar temas delicados y probablemente difíciles; que ambos, paciente y terapeuta, podamos confiar es un requisito indispensable para realizar un buen proceso, y nosotros estamos para facilitarte esa apertura.

“La actitud básica de valorar el presente y la presencia, la atención y la responsabilidad.”

Claudio Naranjo

Primera visita gratuita