Ana Hernández

Ana Hernández

Terapeuta Gestalt. Miembro Supervisor y Didacta de la AETG.

Me gusta decir que he vivido varias vidas en una. De agente de viajes y guía por diferentes países del mundo a terapeuta, pasando por esposa y madre,  secretaria de dirección, empresaria y trabajadora social.

Hablo tres idiomas con fluidez: catalán, castellano y francés, por lo que puedo realizar cualquier proceso terapéutico en uno de estos tres idiomas sin problemas.

Me formé inicialmente terapéuticamente en disciplinas muy diversas de tipo manual y energético (Flores de Bach, Reiki, Reflexología Podal) hasta llegar a la Terapia Gestalt.

La  Terapia Gestalt es mi base, mi toma de tierra. Al conocerla, sentí que formaba parte de mí intrínsecamente. Tuve la sensación de haber llegado a casa.

Actualmente ejerzo de terapeuta gestáltica en sesiones individuales y grupales. La docencia ha sido parte importante de mi camino. En la actualidad, estoy colaborando y realizando talleres en distintos centros.

  • Terapeuta Gestalt. Miembro titular, supervisor y didacta de la AETG
  • Docente y tutora de Formación Gestalt
  • Terapeuta corporal integrativa
  • Facilitadora de Constelaciones Familiares
  • Terapeuta de pérdidas y duelo
  • Formada en Psicología del Eneagrama en el programa SAT de Claudio Naranjo
  • Formada en Práctica y didáctica del Movimiento Auténtico con Bettina Waissman
  • Coordinadora de voluntariado de acompañamiento a enfermos terminales en Potala Hospice
  • Lectora de Registros Akáshicos
  • Maestra de Reiki
  • Terapeuta de Flores de Bach
  • Trabajadora Social

El hilo conductor de todo ello, el desencadenante que me llevó a romper con mi vida anterior e iniciar la de terapeuta,  y que está de forma transversal en toda mi actividad profesional es el tema de las pérdidas, la muerte y el duelo.

Hace más de 30 años que empecé a leer y a investigar sobre la muerte. De bibliografía en bibliografía, fui  tomando consciencia de la vital importancia de este tema y de la tremenda negación que  se hace en nuestra sociedad, provocando multitud de duelos no resueltos, que dificultan el desarrollo de una vida sana y plena. Me he formado y colaborado con asociaciones de duelo y he realizado acompañamientos a enfermos terminales.

La vida, a través del Trabajo Social y de la Terapia me ha puesto frente a las personas que se quedan, en el acompañamiento a su proceso de duelo, y a la docencia, a través de talleres en diferentes ámbitos (Doulas, AMPAS, Diputació de Barcelona, Formación continua en residencias geriátricas).